Seis grandes empresas han formalizado un nuevo consorcio para impulsar el hidrógeno verde en España. Invertirán 3.230 millones de euros y en breve tendrán presencia en 10 comunidades autonomas.

SHYNE es la abreviatura de Spanish Hydrogen Network. Impulsado por las empresas: Alsa, Bosch, CELSA Group, Enagás, Scania y Tango. Esta unión formaliza el mayor consorcio en España para impulsar el hidrógeno verde en España.

Los promotores cuentan con el apoyo de otros 26 socios que asumirán el papel de colaboradores de los proyectos. SHYNE nace para impulsar proyectos de desarrollo y comercialización de hidrógeno renovable.

El proyecto cuenta con una inversión acumulada de 3.230 millones de euros. Con este dinero, se prevé la puesta en marcha de distintas iniciativas de producción, distribución y uso de hidrógeno renovable en el sector industrial, en el transporte y en otras aplicaciones. También se destinará parte de la inversión al desarrollo de tecnologías pioneras que permitan acelerar los planes de despliegue de este gas.

SHYNE nace para impulsar proyectos de desarrollo y comercialización de hidrógeno renovable. Con un objetivo muy ambicioso: alcanzar una capacidad instalada de 500 MW en 2025 y de 2 GW en 2030.

El hidrógeno verde en España

El hidrógeno verde es un vector energetico que está conquistando diferentes paises gracias a sus beneficios para almacenar la energía y contribuir a la descarbonización del planeta. Este nuevo consorcio será un gran aliado para cumplir la hoja de ruta del Gobierno español que se anunciado a finales del pasado año.

Los miembros de SHYNE

SHYNE pretende generar un ecosistema que conecte las grandes iniciativas regionales en torno al hidrógeno similares al valle del hidrógeno o al corredor vasco del hidrógeno. Los miembros del consorcio son

Por un lado se encuentran once centros colaboradores son: la Asociación Española de Hidrógeno (AEH2), el Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías de Hidrógeno y Pilas de Combustible (CNH2), la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), la Universidad de Castilla La Mancha, la Universidad de Alicante, la Fundación para el Desarrollo de la Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón (FHa), la Fundación Instituto de Investigación de la Energía de Cataluña (IREC), TECNALIA y Cidetec.

Por otro lado, se unen veintidos empresas pertencecientes a distintos sectores. Estas son: Iberia y Balearia, referentes en transporte aéreo y marítimo, respectivamente; la compañía pública Navantia o PYMAR, la sociedad que aglutina a los pequeños y medianos astilleros privados de España; compañías del sector del acero como Sidenor, AMES Group y Tubacex; Calvera, que diseña y fabrica hidrogeneras y sistemas de almacenamiento y distribución de gases; empresas productoras de electricidad como BBE; ingenierías para la movilidad eléctrica como EPowerlabs; la compañía especializada en el transporte de refrigerados Primafrío; la ingeniería líder en soluciones marinas Wartsila, y las tecnológicas Zigor, que desarrolla sistemas de electrónica de potencia, y Magrana, especializada en soluciones innovadoras para la industria. También DYPAM, una spin-off de la Universidad de Castilla-La Mancha centrada en el diseño y procesado de materiales avanzados. Las sinergias entre estas entidades a través del consorcio SHYNE impulsarán desarrollos industriales coordinados en toda la cadena de valor del hidrógeno.