La empresa Viridi ha comunicado su intención de construir una planta de hidrógeno verde en Cádiz. Los tramites han comenzado mediante la compra de una finca de más de 100 hectáreas de superficie en el término municipal de Arcos. Concretamente, se encuentra pegada a la carretera de Jadramil, en dirección hacia la pedanía rural de Gibalbín.

El proyecto denominado SolWinHy Cádiz generará hidrógeno renovable a partir de la energía obtenida mediante placas fotovoltaicas solares y molinos eólicos.La empresa germana habría ya materializado la adquisición de terrenos privados.

210 millones de euros se invertirán en la planta de hidrógeno verde de Cádiz

Según los responsables del Ayuntamiento de Arcos, la construcción de esta planta requiere una inversión de 210 millones de euros. Los primeros documentos indican que aportarán, aproximadamente, 300 empleos en la fase de construcción y algo más de 50 en la fase de explotación. La planta de hidrógeno verde en Cádiz tendrá capacidad para producir unas 30.000 toneladas al año.

El Ayuntamiento de Arcos está pendiente de analizar el proyecto para comenzar los tramites oportunos. Han comunicado que tratarán de convertirse en referente mundial desde el punto de vista de la sostenibilidad, el desarrollo medioambiental y la generación de energía verde

iniciar la tramitación. “Esta firma está inmersa en todo lo que conlleva los permisos necesarios con la Junta y redactando el proyecto que hará llegar al Ayuntamiento”, explican las mismas fuentes. En principio, la producción de la planta arcense se convertiría, a través de un proceso, 

SolWinHy Cádiz empleará un huerto mixto con captadores solares y eólicos en Cádiz para producir hidrógeno. La instalación producirá metano verde para poder facilitar su transporte y una vez en Alemania se completará la operación transformando a hidrógeno verde para su utilización.

planta de hidrogeno verde

La planta de hidrógeno verde en Zamora

Uno de los mayores fondos de inversión del mundo apuesta por construir otra planta de hidrógeno verde en España. En esta ocasión en la zona norte, más concretamente en la Comunidad de Castillla León.

El proyecto anunciado invertirá más de 400 millones de euros en una planta de hidrógeno verde en Zamora. Esta nueva instalación se diseñará para generar 30.000 toneladas de hidrógeno al año. Esta cantidad equivale al 5% del hidrógeno verde que España prevé producir anualmente para el año 2030.

El promotor del proyecto es “Hidroversol Castilla y León SAU”. Se trata de una sociedad del grupo energético “Fisterra Energy”, que pertenece a un fondo de inversión estadounidense, en concreto, es The Blackstone Group.

La fábrica de hidrógeno verde necesitará 1000 personas para su construcción y 80 para su mantenimiento y operación.

Según Iván Furones Fartos, el director de desarrollo de Fisterra Energy, se estima que la construcción de esta central de energía generará más de mil empleos. Posteriormente, en la fase de explotación aportará ochenta puestos de trabajo fijos.

El término municipal de Coreses en Zamora es el lugar seleccionado para levantar una de las mayores plantas de hidrógeno verde. De esta forma, se avanza en la eliminación de los combustibles fósiles en nuestro país.

La planta de hidrógeno verde ocupará 40 hectáreas. Se construirá cerca de la estación de compresión y bombeo, en el pago de Farrodrigo. Este se encuentra al norte del casco urbano, entre la autovía A-11 y la carretera autonómica ZA-711.

El proyecto aún está en la fase de tramitación administrativa para obtener los permisos necesarios. Si se cumplen las previsiones de la empresa, la construcción de la fábrica comenzaría en el segundo semestre de 2023 y duraría 24 meses, por lo que comenzaría a producir hidrógeno a finales del año 2025.

Apuesta por una planta de hidrógeno verde para descarbonizar

El hidrógeno verde es una energía que cumple los Acuerdos de París contra el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Su aplicación comenzará antes del año 2030. Se considera que habrá dos aplicaciones principales. La primera es sustituir parte del diesel y la gasolina que se emplea en el transporte de mercancías y el transporte de pasajeros. Es decir, se empleará, en nuevos camiones y autobuses que funcionarán con hidrógeno. La segunda aplicación es sustituir al gas natural que se utiliza tanto en procesos industriales y como calefacción para las viviendas particulares.

curso hidrogeno verde online