Las tejas solares: lo que faltaba para decidirnos por la fotovoltaica

En vista del aumento de los precios de la electricidad, cada vez más consumidores deciden optar por el autoconsumo. Este sistema suele ser la forma más sencilla de producir su propia electricidad. Por lo tanto, no solo ahorra costes a largo plazo, sino que también contribuye de forma importante al medio ambiente.

La generación descentralizada de electricidad a través de la tecnología solar es la forma más ecológica de utilizar electricidad limpia.

La instalación de una planta fotovoltaica para generar energía limpia de autoconsumo en la mayoría de los casos vale la pena. No sólo financieramente, sino también en términos de sostenibilidad ambiental.

Aspectos relevantes de las tejas solares

Un requisito básico para la operación de un sistema solar es el área de techo disponible. Los costes para un instalación fotovoltaica de autoconsumo han disminuido un poco en los últimos años. Aún así los costes de adquisición de una FV oscila entre 6000 y 12000 €. Lo cual sigue siendo una inversión importante para muchos consumidores.

Cada instalación es singular, y las tejas solares nos ofrecen una alternativa muy interesante. Aún así debemos conocer sus pros y contras antes de decidirnos por ellas.

Total integración paisajística

La apariencia externa de una vivienda con paneles fotovoltaicos no es la más bonita del vecindario. Bajo ciertas circunstancias, los dueños de una casa pueden decidir renunciar a la instalación fotovoltaica simplemente porque cambia la apariencia de la casa no de manera insignificante.

Las tejas solares se pueden integrar fácilmente en el techo existente, manteniendo una estética agradable del tejado de la vivienda.

Las tejas solares complementan el tejado tradicional, no lo sustituye. El nombre sugiere que una teja solar es un tipo de cubierta de techo que puede generar electricidad a partir de energía solar. En principio, las tejas solares funcionan igual que los módulos solares normales, pero se adaptan mucho mejor a la imagen general de la casa.

Como regla general, las tejas solares correspondientes no reemplazan las tejas existentes, sino que se montan sobre ellas. En muchos casos, vale la pena considerar las tejas solares.

La idea de producir tejas directamente como módulos solares es obvia y de ninguna manera es nueva. En el año 1993 se solicitó la primera patente, que relacionaba el uso de módulos solares y las tejas.

Las soluciones de hoy son, por supuesto, mucho más desarrolladas y más potentes. Sin embargo, hay aspectos que han asegurado que las soluciones correspondientes aún no se hayan generalizado.

El precio de una instalación de tejas solares es ligeramente superior a su alternativa con placas solares

Un aspecto clave aquí son los costes más altos en comparación con los módulos solares ordinarios.

Dado el tamaño de una teja, se requieren alrededor de 15 tejas solares por metro cuadrado de área de techo. Todos estos módulos individuales deben conectarse por separado.

El alto gasto de tiempo lo encarece, es decir, el tiempo de montaje provoca que el coste sea relativamente superior.

tejas solares vidrio

La eficiencia de las tejas solares es aproximadamente un tercio menor

En comparación directa con los módulos solares comunes, la eficiencia de las tejas solares es ligeramente menor , en promedio se puede decir que el rendimiento es aproximadamente un tercio peor  .

Entonces, si le preocupa principalmente la rentabilidad, debería hacerlo mejor sin tejas solares. Los costes exactos, siempre dependen del fabricante respectivo, la forma del techo y el área del techo. También, debe considerarse en el presupuesto total los costes de mantenimiento y operación.

La gran cantidad de tejas solares también hace que el sistema sea potencialmente más propenso a errores, especialmente con grandes áreas de techo.

Los costes de reparación y mantenimiento también son más altos que con los módulos solares convencionales.

Los módulos solares en el techo

Una especie de término medio entre las tejas solares y los módulos solares convencionales son los llamados módulos solares en el techo, que consisten en módulos más grandes y coherentes que están incrustados en la cubierta del techo.

A diferencia de los módulos solares convencionales, los módulos solares en el techo son mucho menos visibles. Otra ventaja de los módulos solares en techo es que los módulos aquí a menudo reemplazan el inserto de techo existente. Por un lado, forman una capa de techo muy homogénea y, por otro, se pueden ahorrar costes, especialmente para edificios nuevos o techos nuevos.

Las tejas fotovoltaicas en edificios protegidos

Debido a la apariencia, las tejas solares también pueden ser interesantes para las personas que no pueden elegir un sistema solar convencional.

Ciertos cambios estructurales pueden estar restringidos, incluida la operación de un sistema solar. Esto es más evidente en los edificios que se enumeran. Con tales, las tejas solares son generalmente la única forma de operar un sistema solar. Si un edificio protegido se equipa con un sistema solar, las tejas solares pueden ofrecer una solución, y los cambios estructurales siguen siendo mínimos.

En contraste con los módulos de techo a gran escala, las tejas solares son, por lo tanto, algo para proyectos singulares. Si el dinero juega un papel secundario o si la apariencia estética es más importante que el rendimiento del sistema, el uso es bastante razonable.

Conclusión: se puede suponer que habrá más desarrollos en el campo de la tecnología solar en los próximos años. Los precios de las tejas solares probablemente seguirán bajando. Hasta entonces, los módulos solares en el techo tienden a ofrecer una alternativa a los módulos solares convencionales.

curso de postgrado en especialista en energías renovables

Las tejas solares invisibles

Como hemos dicho anteriormente, la estética es un punto a favor de las tejas solares, y aún podemos ir más allá en las tejas solares invisibles

Estas tejas se encajan como las tejas estándar y se funden con las tejas de canal ya existentes, para permitir la integración total en el tejado, sin ningún espesor adicional.

El funcionamiento de las tejas fotovoltaicas invisibles.

Se trata de una teja de cristal, transparente, de medidas y forma similares a la teja mediterránea tradicional; que permite colocarla sobre una teja existente, o substituirla.

Cada teja lleva por su cara interna un panel fotovoltaico flexible e impermeable que genera electricidad al recibir los rayos del Sol. Este tipo de teja lleva dos cables con conector, de forma que se van conectando entre sí hasta conseguir la potencia deseada.

Una gran ventaja es que no necesita instalación, pues se coloca sobre el tejado existente.

Este tipo de teja solar esta ideada para lugares donde no se pueda colocar el panel fotovoltaico habitual, por peso, estética ó reglamentación local.

Dada su forma, tamaño y la inclinación natural de los tejados, es imperceptible desde la calle.

Las ventajas de las tejas solares invisibles

Sin duda son muchas, así que mostramos alguna de ellas:

  • Una integración con una estética perfecta.
  • Una solución modular sencilla y muy económica.
  • Solución perfecta para la renovación de los monumentos históricos.
  • Compatible con todas las tejas de canales existentes.
  • Dejar pasar la luz (ideal para porches).
  • Instalación muy fácil y rápida sin necesidad de perforar el tejado.
  • Resistentes a las heladas y al viento y módulo solar protegido del clima.
  • Los generadores de energía verde son invisibles.
  • Ecológico, fabricado con materiales reciclables.
  • No se requiere mantenimiento.
  • Se adapta bien a los tejados de Uralita de canal, paneles sandwich.
  • Longevidad de los elementos fotovoltaicos colocados bajo las tejas.
  • Inversión segura y sostenible.
  • Revalorización de tu casa.
  • 80% de la producción eléctrica garantizada tras 20 años.
tejas solares fotovoltaicas

Fabricantes de tejas solares invisibles

Mascarell

Mascarell es una fábrica ecológica de cristal ubicada en Mataró (Barcelona) y especializada en la fabricación de tejas fotovoltaicas patentadas. Han logrado mantener el aspecto de la teja tradicional, pero de vidrio transparente.

Esta empresa fabrica una teja solar de 10 W. Su producto estrella es una teja de cristal sobre la que se fijan células solares monocristalinas de alto rendimiento. Lo cual, asegura la cobertura y la estanqueidad del tejado.

De aspecto transparente, deja pasar toda la radiación solar que es captada por las células solares para permitir a los edificios producir su propia electricidad. Se vuelve invisible sobre el tejado una vez instalada.

Onhaus

Onhaus es una distribuidora en España de materiales de construcción especializada en Passivhaus. Además de tejas fotovoltaicas venden los productos y materiales necesarios para su correcta aplicación.

Pioneros en la distribución de materiales para la construcción bajo el estándar Passivhaus o edificios de consumo casi nulo. Acumulan más de 15 años de experiencia en la construcción, trabajando por la edificación sostenible, con productos de primera calidad y formando profesionales para su correcta ejecución.

Si quieres recibir la newsletter completa los campos

No nos gusta el spam, no enviaremos más de uno al mes

Últimas noticias de energía solar fotovoltaica