Subasta solar en Portugal

El pasado 27 de marzo, el Secretario de Estado de Energía de Portugal, João Galamba, anunció una subasta de capacidad solar en 2020. El gobierno portugués tiene la intención de celebrar dos subastas solares anuales de unos 700 MW cada una para conseguir el objetivo planteado en el PNIEC de tener instalados cerca de 10 GW de esta tecnología en 2030. La nueva subasta solar en Portugal se celebrará los días 24 y 25 de agosto.

A pesar de las limitaciones causadas por el escenario actual de la pandemia, se anunció que esta subasta tendrá lugar tan pronto como la crisis sanitaria haya terminado y haya cierta estabilización en los mercados.

Para la subasta anterior, se destacó la creación de un grupo de trabajo de concesión de licencias, bajo la articulación del Ministerio de Medio Ambiente y Acción Climática, para garantizar que las diversas entidades de concesión de licencias que participan en los proyectos adjudicados en 2019 realicen sus procedimientos lo antes posible. Esto evita que se impida a los promotores cumplir los plazos con los que se han comprometido con la DGEG (Dirección General de Energía y Geología).

La subasta solar de Portugal en 2020

La subasta de 2020 será similar a la subasta anterior, sin perjuicio de los ajustes únicos motivados por las contribuciones de varios operadores. Se anunció que la subasta tendrá como objeto 700 MW de capacidad solar, siendo los lotes totalmente ubicados en las regiones del Alentejo y Algarve.

La oferta de capacidad mínima por lote será de 10 MW y las empresas del mismo grupo no podrán superar el 50% de la capacidad.

El procedimiento se dividirá, como en la subasta anterior, en tres partes: calificación, subasta y adjudicación. Para participar en la subasta, se deberá proporcionar un depósito de garantía de 10.000 euros/MW requeridos; después de la adjudicación, se otorgará una garantía de 60.000 euros/MW.

Cabe recordar que el permiso de reserva de capacidad y la licencia de producción no son transferibles, en cualquier capacidad, desde su emisión hasta la expedición de la licencia de explotación. Sin embargo, inmediatamente después de la adjudicación, y antes de la emisión de ese título, es posible constituir un vehículo de propósito especial (SPV). La razón por la que una empresa puede formar una sociedad de propósito especial es para recaudar fondos para un evento, como una adquisición o proyecto de construcción.

Grandes parques solares en Europa