Los incendios y las energías renovables

El empeoramiento de los incendios forestales impulsado por el cambio climático afecta a las energías renovables. Los incendios forestales también están afectando a una de las tecnologías mejor posicionadas para ayudar a resolver el problema: la energía solar. ¿Pero las renovables contribuyen a la reducción de los incendios forestales?

La biomasa para cuidar el monte

Calderón de la Barca decía hace unos 400 años que “verde es el color principal del mundo, y a partir del cual surge la hermosura”

El aprovechamiento de los residuos procedentes de la limpieza y de las podas de bosques puede evitar o reducir el riesgo de incendios forestales. Eliminar el combustible de los montes es clave en la lucha ante los incendios.

Los residuos forestales y agrícolas como rastrojos o podas de árboles frutales, olivos o viñedos son un riesgo extra de incendio. Ahora sin embargo, pueden aprovecharse como combustible.

La biomasa es, por tanto, una fuente natural de energía renovable con grandes ventajas medioambientales y también con grandes ventajas socioeconómicas, ya que, además de ser una energía más asequible que el gas o el gasóleo, es un motor de desarrollo para las zonas rurales que ayuda a evitar su despoblación.

Incendios provocados por energías renovables

Aunque los incendios son raros, existen fuentes en las que pueden ocurrir. La mayoría de las veces, la maquinaria en sí no causa incendios, pero el cableado eléctrico defectuoso y otros tipos de fallas contribuyen a los incendios.

Por ejemplo, los paneles solares no son la causa principal de los incendios. En el caso de que se produzca un incendio, se debe a un arco eléctrico. La instalación defectuosa o el aislamiento insuficiente son dos razones para la formación de arcos eléctricos. Las empresas siempre deben capacitar a sus técnicos para garantizar la instalación adecuada de los paneles solares, independientemente de su ubicación.

Las turbinas eólicas son generalmente fuentes seguras de energía renovable. Si las turbinas se sobrecalientan o se exponen a condiciones climáticas adversas, los riesgos tienden a aumentar, como ocurre con cualquier cosa que produzca electricidad. Algo tan común como un sistema HVAC también puede presentar riesgos similares, junto con cualquier maquinaria con componentes de gran tamaño o de tamaño insuficiente.

Cualquier equipo pesado corre el riesgo de sufrir fallas intermitentes y las fuentes de energía renovable no son una excepción. Siempre que se aplica calor a la maquinaria, los materiales combustibles tienen la posibilidad de incendiarse y causar daños.

máster energías renovables

Otras noticias de energías renovables Ciudad Real