Groenleven ha puesto en marcha una planta de producción de hidrógeno renovable con energía fotovoltaica de los Países Bajos, en Oosterwolde, en la provincia holandesa de Friesland . Se espera que el hidrógeno fluya por las tuberías de la instalación por primera vez en junio de este año. Así se cumple parte del objetivo de Europa de instalar hidrógeno verde para descarbonizar la industria.

La unidad de producción de hidrógeno será operada por Alliander y estará conectada a un parque solar cercano de 50MW operado por Groenleven. El hidrógeno verde generado en la nueva instalación será comprado por la empresa local de taxis Kort y el proveedor de combustible OrangeGas a un precio no especificado.

Se espera que se puedan producir 100.000 kg de hidrógeno anualmente. Esto es suficiente para unos 10 millones de kilómetros de viajes en automóvil, afirmó Alliander.

GroenLeven investigará cómo se puede almacenar y utilizar hidrógeno verde para otras aplicaciones. “El proyecto piloto que estamos implementando junto con GroenLeven nos da la oportunidad de ver si el hidrógeno puede contribuir al uso eficiente de nuestras redes eléctricas”, enfatizó el CEO de la compañía, Daan Schut. “Al producir hidrógeno con la electricidad generada en el parque solar y usarlo como combustible para conducir automóviles, tenemos menos carga y no se pierde energía generada de manera sostenible”.

“Alliander y GroenLeven investigarán cómo el hidrógeno puede desempeñar un papel en áreas donde la capacidad de la red eléctrica no es suficiente para albergar nueva capacidad solar a gran escala”, dijeron las dos compañías, refiriéndose a los recientes problemas de capacidad de la red en el norte de los Países Bajos.

Alliander quiere evaluar, en particular, si se puede reducir o prevenir la congestión de la red en el área y si el hidrógeno permitiría gastar menos recursos en la expansión de la red.