«Hydroformic» es una tecnología desarrollada por parte de un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La innovadora tecnica utiliza ácido fórmico como portador de hidrógeno para lograr una producción segura, sostenible y económica de hidrógeno en condiciones ambientales estándar. Publicados en el Journal of Materials Chemistry, los resultados de este estudio ofrecen una solución prometedora para el transporte y almacenamiento eficiente del hidrógeno verde, destacando su escalabilidad y la reciente protección mediante patente.

La investigación aborda la problemática asociada al transporte y almacenamiento de hidrógeno, subrayando las limitaciones de métodos convencionales como la compresión a alta presión y la licuefacción. El bajo contenido energético por unidad de volumen del hidrógeno plantea desafíos logísticos significativos. En este contexto, el equipo de investigadores propone el uso de compuestos orgánicos líquidos portadores de hidrógeno (LOHCs), con un enfoque innovador que utiliza ácido fórmico como LOHC debido a su estabilidad y baja toxicidad.

curso hidrogeno online

Hydroformic: innovación en producción de hidrógeno

La tecnología «Hydroformic» permite la obtención instantánea de hidrógeno limpio a partir de ácido fórmico en condiciones ambientales estándar (25 °C y 1 atm de presión). La clave de esta innovación reside en el desarrollo de un catalizador estructurado, fabricado mediante tecnologías de impresión 3D. El catalizador es un monolito 3D altamente poroso basado en carbón activado y recubierto con nanopartículas de paladio. Su misión es aceler la deshidrogenación catalítica del ácido fórmico, logrando una mayor eficiencia en la producción de hidrógeno en comparación con reactores convencionales. Un avance tan importante como la producción de hidrógeno en depuradoras.

Los estudios del equipo demuestran conversiones de ácido fórmico que oscilan entre el 81% y el 99%, manteniéndose durante periodos prolongados de operación. Factores como la temperatura, la concentración inicial de ácido fórmico y el tiempo de contacto con el catalizador son determinantes en este proceso. A pesar de la desactivación del catalizador con el uso, se destaca su capacidad de regeneración mediante un simple proceso de secado a 60 °C.

Futuras aplicaciones

«Hydroformic» presenta un enfoque prometedor para la producción de hidrógeno de alta calidad, y evita las limitaciones de los métodos convencionales. Su escalabilidad, ausencia de necesidad de equipos sometidos a presión y el uso de un catalizador fabricado mediante impresión 3D facilitan su adaptación a diversas geometrías y dimensiones de reactor. Estos resultados abren la puerta a futuras aplicaciones en el campo del transporte y almacenamiento de hidrógeno, promoviendo una alternativa sostenible y eficiente en la matriz energética.