Las placas solares IKEA

Ikea entra en el sector de la energía. El gigante sueco anuncio a finales de octubre del pasado año que empezaba a buscar socios para la venta de placas solares IKEA.

Sin embargo, un año después las últimas declaraciones apuntan que el objetivo es para finales de 2020.

La principal razón de este retraso es mantenerse fieles a su código IWAY, ‘nuestro código de conducta para proveedores’, dice el documento oficial, ‘queremos que todo el mundo esté contento con los productos que vendemos, así que cuidamos la relación directa con nuestros proveedores, y las indirectas también. La cantidad de personas que trabajan para empresas que suministran directamente a Ikea en todo el mundo asciende a 600.000, y queremos asegurarnos de que todo el mundo recibe un buen trato’.

Anteriormente, habían dicho que el problema residía en las dificultades administrativas y los elevados impuestos que reducían la rentabilidad del usuario final.

Se trataba de un impuesto innecesario que va a permitir ahora a los consumidores ser sostenibles y poder disponer al mismo tiempo de una energía más barata”, ha indicado Julvencio Maeztu, vicepresidente de IKEA a nivel mundial.

J. Maeztu, que es el español con más poder dentro de la organización, explicó que “es un servicio que hemos empezado a ofrecer ya en una docena de países, como Reino Unido, Suecia, Holanda y Japón… pero está claro que en España puede tener mucho más potencial teniendo en cuenta que gozamos de muchas más horas de sol”.

El directivo español explicó que para ponerlo en marcha, como han hecho hasta ahora en otros mercados, buscarán socios locales en el sector de la energía. También afirmo “Tenemos que promover la sostenibilidad y apostar por energías renovables, pero es que además de ayudar al planeta, nuestros clientes se van a ahorrar dinero porque vamos a ofrecer los paneles más económicos del mercado”.

Placas solares IKEA en los centros urbanos

J.Maeztu aseguró que la estrategia de la compañía pasa a partir de ahora por “abrir grandes tiendas fundamentalmente en las ciudades asiáticas”. En España y en gran parte de Europa “la idea es otra, la de acercarnos al centro urbano con la apertura de tiendas más pequeñas”.

El número dos de la compañía a nivel mundial ha manifestado, por otro lado, que la multinacional sueca está estudiando adquisiciones que le permitan desarrollar su negocio y que supongan una aportación a los servicios que ya ofrece, el desarrollo digital, la economía circular o la sostenibilidad.

Esta decisión de IKEA será según los expertos un fuerte impulso a la implantación de placas solares. La marca sueca, dedicada principalmente a la fabricación y venta minorista de muebles, objetos para el hogar y otros objetos de decoración de diseño contemporáneo da un impulso a las energías renovables.

En este sentido, a finales del año pasado el grupo llegó ya a un acuerdo para la compra de Ikea de la startup estadounidense Task Rabbit. una plataforma desde donde se puede contratar a un trabajador independiente para realizar algún tipo de reparación en el hogar, instalación de muebles u otros servicios.

Ikea placas solares

Placas solares IKEA a buen precio

En numerosas ocasiones han comunicado que además de ser los «más baratos respecto a lo que haya en el mercado» y siempre bajo la máxima seguridad, irán asociados a acuerdos con empresas energéticas de carácter local que ayudarán a su instalación en una mañana.

Parece que hasta que no tengan seguro que están dando un servicio con buena calidad pero también al mejor precio, no pondrán ningún producto para autoconsumo a la venta.

Las placas solares IKEA ya están disponibles en otros países

Actualmente, las placas solares ya están en venta en seis países, entre los que se encuentran Reino Unido, Países Bajos y Suiza.

En el caso de España, IKEA no tenía una fecha marcada para la venta de placas solares debido a la situación regulatoria respecto al autoconsumo en los hogares, que fija un impuesto que gravaba a los consumidores finales. La situación actual ha cambiado y no quieren que se adelanten otros competidores.

Los paneles solares tienen un precio a partir de unos 4.600 euros, y las baterías a partir de 3.400 euros. El precio oscila en función del tipo de instalación. Es decir, en Reino Unido, el precio del kit fotovoltaico básico con paneles solares e instalación, completamente integrados en el tejado de una vivienda, es de unos 8.000 euros.

Las baterías para placas solares IKEA

La batería se incluye a la oferta de paneles solares pero también se ofrece de forma independiente como complementos para las instalaciones solares domésticas existentes.

Ikea quiere conseguir que el proceso no sea complicado, así que brinda a los clientes potenciales todo lo que necesitan para usar la energía solar lo más rápido posible, incluido un presupuesto gratuito, una encuesta sobre usos energéticos en el hogar, la aprobación del presupuesto y la instalación final.

La compañía sueca estima que el sistema de baterías ahorrará a los propietarios de viviendas hasta 648 euros por año, o lo que es lo mismo hasta un 67% más que si se instalan sólo paneles solares.

Según los estudios de la compañía sueca, la mayoría de los hogares equipados con paneles solares solo utilizan alrededor del 40% de la energía que generan, ahorrando a un hogar típico alrededor de 440 euros en el primer año.

Desafío de las baterías solares a TESLA

La conocida marca de muebles sueca IKEA desafiará a Tesla con un producto que hará feliz a todas las familias que tengan una casa con placas solares. IKEA anuncio que comercializará sus propias baterías para almacenar energía de sus placas solares para almacenarla y consumirla en función de las necesidades de la demanda.

En Inglaterra, ha firmado un acuerdo con Solar Century. Esta empresa es uno de los mayores distribuidores de sistemas de almacenamiento energético. Son conocidos por sus kits fotovoltaicos y baterías para almacenamiento de energía para uso doméstico.

No es que IKEA aquí sea la empresa que desarrolla las baterías, en realidad se parece más al modelo que tiene con sus televisores. IKEA diseñan el exterior y otra empresa especializada fabrica la parte del hardware.

IKEA comprometido con la energía solar
Las placas solares IKEA

Otros compromisos de sostenibilidad de IKEA

Bosques sostenibles

IKEA tiene como objetivo que el 100% de la madera que utiliza en la fabricación de sus productos proceda de bosques sostenibles para el año 2020.

En la actualidad, el 55% de la madera que emplea Ikea es sostenible y el 88% tiene certificado FSC, el cual garantiza que su origen está en bosques gestionados responsablemente y que generan un impacto positivo.

La empresa sueca, que consume el 0,3% de la producción mundial de madera, trabaja junto al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) para alcanzar los 35 millones de hectáreas de bosques sostenibles, lo que equivale a la superficie total de Alemania.

Consumidor de algodón

Según ha afirmado Yarrow, Ikea consume el 1% de la producción mundial de algodón, del cual el 100% ya dispone de certificado sostenible.

La responsable de sostenibilidad de la multinacional ha asegurado que “sólo se puede ser” rentable si se es sostenible.

En este sentido, ha apuntado que es “un pecado mortal desperdiciar los recursos”. También afirmó que entienden que es “absolutamente imperativo” ser cuidadosos con la gestión eficiente de los mismos porque, de lo contrario, no podrán prosperar en el tiempo.

Fuentes de energía renovables

Otra de las preocupaciones del grupo es el consumo energético, por eso Ikea espera también que, para 2020, el 100% de su consumo energético provenga de fuentes renovables.

“Nosotros queremos generar nuestra energía de forma renovable no sólo porque somos hippies, sino porque esa inversión nos permite reducir nuestros costes y aislarnos de las fluctuaciones” y de la “volatilidad” de los precios de la energía.

Unas oscilaciones que se producen no sólo en el precio de la energía sino de las materias primas y que se debe, según ha subrayado Yarrow, al cambio climático, que ha multiplicado la frecuencia de los desastres naturales, como huracanes o sequías.

Reducción del impacto del cambio climático

Además, la empresa espera reducir “el impacto climático en toda la cadena de valor” un 15% para 2030 respecto a 2016, “lo que significa que, en la práctica, en ese horizonte cada producto de Ikea tendrá una huella de carbono un 70% más baja”.

Compromiso con las mujeres

Por último, Yarrow ha recalcado el compromiso de Ikea con las mujeres para que sean “personas autónomas” e independientes a través del empleo, porque si ellas se empoderan, “también lo harán sus hijos”.

En este sentido, ha destacado que el 49,2% de los cargos de dirección de la empresa son mujeres y ha opinado que Ikea es una de las compañías “que más apoya a la mujer”.

Curso de Experto en gestión integrada

Otros centros comerciales han comenzado a instalar placas solares

En este sentido, Aldi (centro comercial de distribución de alimentos) ha implantado 31 nuevas instalaciones de energía solar en algunas de sus tiendas.

ALDI comunicó la implantación de proyectos solares de 4,6 MWp en 30 tiendas y un centro de distribución de la cadena de supermercados en Nueva Gales del Sur y Queensland.

Combinadas, las 31 instalaciones están diseñadas para generar más de 6,3 GWh de energía limpia cada año. Estas instalaciones de energía solar fotovoltaica cuentan con un sistema de monitoreo de última generación, así como servicios de operación y mantenimiento para garantizar que los sistemas sean altamente.

Más noticias relacionadas con los paneles solares