Los hubs tecnológicos son concentraciones de empresas cuya actividad se relaciona con la tecnología de forma directa o indirecta. Estas concentraciones empresariales suelen ocupar una zona geográfica concreta, ya sea una ciudad o un distrito.

Un hub tecnologico sirve para conectar empresas y establecer sinergias para su crecimiento. Ofrece la oportunidad de coincidir, conocerse, trabajar juntos o construir redes y comunidades. El objetivo de estas estructuras o redes entre empresas tecnologicas es la cristalización de nuevas innovaciones derivadas de reunir en un mismo lugar a muchos empresarios con intereses de desarrollo comunes.

Este tipo de agrupaciones de empresarios no son nuevas. Su máximo exponente reciente es Sillicon Valley. En esta región, la Universidad de Stanford se convirtió a mediados del siglo XX en un involuntario hub de talento tecnológico. Este dio lugar a un entorno de altísimo dinamismo empresarial.

¿Qué es un hub tecnólogico?

Un hub tecnólogico es un entorno donde se promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas y la sociedad en general. Estos lugares también se conocen bajo la denominación de Tech Hub o centro tecnológico. Por lo tanto, se trata de un lugar singular donde las empresas aumentan sus ventas mediante la investigación y la colaboración con otras empresas tecnológicas cercanas.

Madrid se considera hub energético

España es el 4º país europeo en cuanto a generación de energía renovable. También ocupa la cuarta posición del mundo en capacidad de producción per cápita. Las principales empresas energéticas de España tienen sede en Madrid, como por ejemplo: Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa o Repsol.

Destacan las energías renovables, con empresas líderes mundiales: Gamesa, Iberdrola o Acciona así como múltiples empresas extranjeras, como EDP Renováveis que tiene su sede europea en Madrid.

Tanto las asociaciones empresariales APPA (energías renovables), UNEF (fotovoltaica), AEE (eólica), UNESA (industria eléctrica), AOP (operadores de productos petrolíferos), Protermosolar (solar térmica) como los principales organismos públicos (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia CNMC y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía IDAE) tienen su sede en Madrid.

Todos los edificios municipales funcionan con electricidad de origen 100% renovable. También se puede destacar el esfuerzo del Ayuntamiento para desarrollar una red de puntos de recarga para el coche eléctrico, tras haber definido una Hoja de Ruta para 2030 que abandona el uso de fuentes energéticas contaminantes.

Un hub tecnológico para el desarrollo de hidrógeno verde a partir de residuos

Los participantes de este nuevo hub tecnológico son: Imdea energía, Seenso Renoval, Ariema, y EvoEnzyme. Estamos ante una importante colaboración público – privada para impulsar la economía circular en la región de Madrid

El nuevo consorcio, denominado ‘Madrid + Circular’, tiene su base en el centro de investigación Repsol Technology Lab en Móstoles. Este nuevo hub tecnológico cuenta con 240 científicos e investigadores de distintas disciplinas. Entre ellas la biotecnología, la ingeniería, las matemáticas, la química computacional o la electroquímica.

Todos los participantes aportan sus conocimientos. El Instituto IMDEA Energía es centro de investigación sobre tecnologías energéticas sostenibles que tiene la acreditación de ‘Unidad de Excelencia María de Maeztu. Seenso Renoval es una empresa centrada en el desarrollo de la energía solar térmica. Ariema es una empresa del sector de hidrógeno. La spin-off del CSIC EvoEnzyme tiene una base biotecnológica con amplio bagaje en biocatálisis y tiene el privilegio de ser la primera empresa española en evolución dirigida de enzimas.

Los socios impulsarán durante dos años la economía circular de la región a través de proyectos en toda la cadena de valor, abordando aspectos fundamentales como la caracterización y segregación de todo tipo de residuos: urbanos, plásticos usados y distintos tipos de aceites. Además, el consorcio explorará nuevas rutas tecnológicas para transformar estos residuos en productos de valor añadido como materiales circulares, biocombustibles avanzados e hidrógeno renovable, entre otros, contribuyendo a la descarbonización de la sociedad.

La Comunidad de Madrid ha valorado la importancia estratégica de esta iniciativa para la economía madrileña. Además, ayuda mediante el aporte de fondos económicos en el marco de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3).

El último hub tecnologico en Barcelona

El pasado mes de septiembre Danone, la multinacional francesa de alimentación ha inaugurado su primer hub tecnológico en Barcelona. Se trata de su quinto centro tecnológico en el mundo. Está dedicado a proyectos de innovación y digitalización de los procesos operativos de la compañía. Su aporte social a la ciudad condal será la creación de más de treinta puestos de trabajo especializados en tecnología y análisis de datos.

Desde el año 2016, más de 20 compañias tecnológicas han abierto instalaciones en Barcelona. Entre ellas destacan: Meta (Facebook) con 500 trabajadores en la Torre Glòries, Siemens con 50 empleados en Cornellà, Amazon incremento la plantilla en 2022 con 500 trabajadores, y Roche con 530 personas en Sant Cugat.