Una nueva instalación de ganadería impulsada por fotovoltaica ha sido puesta en Sevilla. De esta forma, Statkraft arranca este proyecto de energía agrovoltaica en Andalucia. Su objetivo de fomentar la convivencia entre la producción de energías limpias y la ganadería y la agricultura.

1.600 ovejas pastan a diario por las 4 instalaciones fotovoltaicas que la empresa opera en Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Las ovejas realizarán de forma natural el desbroce para limpiar de hierbas la zona de los paneles solares. Las cabezas son propiedad de Carlos González, ganadero de la próxima localidad de Utrera, quien por primera vez ha llevado a sus animales a una instalación de este tipo.

Esta práctica es la solución perfecta para aunar producción renovable con el respeto al entorno medioambiental y socioeconómico de las áreas donde está presente, condiciones indispensables en cada uno de sus proyectos.

Tras la experiencia en las plantas sevillanas, Statkraft avanza en la su segunda acción de agrivoltaica en nuestro país. En las próximas semanas, la compañía prevé introducir también ganado ovino en la planta Tayuela Solar, en el municipio cacereño del mismo nombre.

Frente a otros tipos de ganado, el ovino hace el efecto de desbroce natural pero sin perjudicar el suelo de la zona, ni por peso ni por heces. Por ello se convierte en el aliado ideal para operar este tipo de instalaciones con el máximo respeto al entorno.

Cabrera Solar es una instalación de ganadería con energía fotovoltaica

Las cuatro instalaciones fotovoltaicas conocidas con el nombre de Cabrera Solar, en Alcalá de Guadaira (Sevilla), cuentan con una capacidad de 50 MW cada una. Con este potencia, las cuatro plantas producen anualmente unos 388 gigavatios hora (GWh), el equivalente al consumo anual de 115.229 familias.

El complejo está operado por varios trabajadores. En su construcción se llegaron a alcanzar picos de empleo de 850 personas. Las cuatro instalaciones en conjunto han evitado durante su primer año en operación la emisión a la atmósfera de 153.639 toneladas de CO2. Las cuatro plantas sevillanas son actualmente propiedad del grupo alemán Encavis AG.

La ganadería y fotovoltaica en el valle de Alcudia crecerán juntas

El alcalde de Brazatortas ha declarado que los parques fotovoltaicos proyectados en dicha localidad, Almodóvar del Campo y Cabezarrubias del Puerto serán «un revulsivo económico» para la región. Estos pueblos del Valle de Alcudia impulsan una actividad social y económica, a la vez que aprovechan «una oportunidad para mejorar ambientalmente». Esta actuación refuerza el liderazgo de la energía fotovoltaica en Ciudad Real.

Un total de siete empresas han ejecutado ( o están en fase de proyecto) diversas instalaciones de fotovoltaica para generar un total de 700 megavatios de potencia en diferentes parques fotovoltaicos.

Se implantarán elementos para favorecer la ganadería y fotovoltaica como control de hierba con pastoreo y elevación de las estructuras de los paneles solares.

Alvaro Ruiz

Estas instalaciones ocuparán una zona de 1.600 hectáreas en los límites del Valle de Alcudia, pero fuera del Parque Natural. El alcalde de Brazatortas explicó que no aplican las restricciones máximas porque está fuera de los límites del Parque Natural porque no hay ni encinas, ni tiene ninguna figura alguna de protección, ni es zona que preservar por su valor medioambiental.

Plantas fotovoltaicas compatibles con la ganadería local

Es importante destacar que las plantas fotovoltaicas implican una oportunidad de mejora medioambiental. Las medidas compensatorias obligatorias por la construcción de un parque solar, se invierten en la misma región, mejorando las zonas ambientales del entorno.

Además, se han preocupado de aspectos como de situar los soportes de las placas con altura suficiente. Estos tendrán una altura adecuada para permitir la recuperación del suelo y la fauna, incluso serán compatibles con la explotación ganadera bovina. Las empresas promotoras de estas instalaciones firman acuerdos con ganaderos locales para que el control de hierba se realice mediante pasteo. También alcanzan convenios de colaboración con municipios, asociaciones y administraciones para la mejora y conservación de espacios y especies protegidas.

Las plantas fotovoltaicas del valle de Alcudia estan ubicadas junto a antiguas explotaciones mineras situadas cerca del Parque Natural. Esta zona actualmente está ocupada por terrenos agrícolas y ganaderos. Se busca una reconversión para la producción de energía limpia, y se aprovechan los recursos económicos de estas plantas para realizar mejoras ambientales en la zona.

Otras consecuencias de juntar la ganadería y fotovoltaica en esta región

Además, el impacto económico que tendrá en los pueblos de esta comarca será determinante para asentar población porque implica crear 300 empleos directos durante su construcción, y los 40 puestos fijos que quedarán una vez concluida la obra. También hay que considerar los ingresos por licencias municipales. Estos reportarán unos beneficios económicos para las arcas municipales que permitirán proyectos de desarrollo social y turístico, lo cual ayudará al dinamismo económico y creación de otros puestos de trabajo.

Otro beneficio indirecto es que la reconversión del uso del suelo evitará el uso de productos químicos, como herbicidas y fertilizantes. Esto mejora la calidad del agua subterranea y permite el refugio a pequeñas especies.

Fuentes consultadas: Statkraft / Ayuntamiento de Brazatortas

Grandes parques solares