La energía solar y sostenibilidad

La energía solar y sostenibilidad fueron los dos pilares sobre los que se ideo el Proyecto Secasol. Este innovador proyecto ha definido el objetivo de reducir el tamaño de la basura a través de energía solar.

La idea es emplear la energía solar para deshidratar los residuos urbanos y reducir su volumen. La ampliación de su uso serviría para tratar el fango de las depuradoras de aguas residuales.

El proyecto ha diseñado un sistema para reducir el volumen de lixiviado final, a partir de la evaporación. Para ello, emplea la energía solar y un complejo sistema de  intercambiadores y acumuladores de calor.

El Proyecto Secasol es una iniciativa participada por España y Portugal y está liderada por la Diputación de Huelva.  

El uso de la energía solar en el secado de los fangos procedentes de la depuración de aguas residuales y de los lixiviados del tratamiento de los residuos domésticos de vertederos es un objetivo prioritario del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza Interreg V-A España-Portugal (Poctep) 2014-2020.

El proyecto Secasol define unos objetivos de sostenibilidad al reducir el impacto económico y medioambiental que supone la gestión de residuos.

Las empresas implicadas en energía solar y sostenibilidad

Desde que se diera comienzo al proyecto con el encuentro inicial de socios, celebrado en diciembre de 2017, las siete entidades socias del proyecto son: la Agencia Regional de Energía y Ambiente de Algarve (Areal), Águas do Algarve SA (Ada), Laboratorio Nacional de Energía e Geología IP (Lneg), Fundación Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (Centa), Gesamb – Gestión Ambiental y de Residuos EIM, Ferrovial Servicios, a través de Cespa Gestión de Residuos SA, y la Diputación de Huelva como socio líder.

La Diputación de Huelva ha afirmado que está cumpliendo con fases marcadas en su programación.

Ferrovial ha declarado en un comunicado de prensa que, “Ferrovial Servicios aporta el conocimiento y experiencia en el tratamiento de lixiviados y en un futuro acondicionará sus instalaciones para poder realizar las pruebas necesarias que confirmen el uso de la energía solar como alternativa más sostenible en el tratamiento de lixiviados.

Ferrovial colabora con el proyecto Secasol como socio experto en la gestión de residuos, aportando la materia prima -lixiviados- que proceden de la planta de tratamiento de residuos de Villarasa, en Huelva.

El avance de este proyecto de energía solar y sostenibilidad

Secasol comenzó a desarrollarse en 2017 con una duración prevista de dos años. Pero sus promotores han pedido la extensión del plazo para finalizar el prototipo que demostrará las diversas aplicaciones de esta tecnología.

Las principales acciones del proyecto Secasol se han centrado en el fomento del uso de tecnologías innovadoras. Desde el inicio, han buscado la mejora de la eficiencia en el proceso de secado de los fangos procedentes de lasa EDAR cercanas, y el secado de los lixiviados de los residuos sólidos urbanos.

El proyecto ha dado prioridad a las tecnologías solares en Andalucía, el Algarve y Alentejo. También ha primado el intercambio de experiencias replicables a ambos lados de las fronteras de la península ibérica. Siempre pensando que los medios actuales de secado, el recurso de energía solar y la situación energética son similares a ambos lados de la frontera.

La energía solar de concentración

También, se ha realizado un estudio del potencial de la energía solar de concentración aplicado a los sectores de depuración de aguas residuales y tratamiento de residuos domésticos. En este estudio se ha desarrollado un análisis de las soluciones de secado existentes en la actualidad. Todo con las miras puestas en hacer una valoración de su posible aplicación a gestión de residuos sostenibles.

Actualmente se está trabajando en el diseño e ingeniería de detalle del prototipo de secado. Más tarde, se abordará la construcción e implantación en las instalaciones de uno de los socios del proyecto (Centa).

Se estima que el prototipo tratará unas 700 toneladas de lodos procedentes de depuradoras y de residuos de la planta de residuos de Villarrasa y de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) gestionadas por las entidades colaboradoras del proyecto, Giahsa y la Empresa Municipal de Aguas de Huelva SA.

El prototipo, basado en la tecnología solar de concentración mediante espejos tipo fresnel, deberá pasar por una campaña de pruebas de funcionamiento y testeo con el objeto de evaluar su viabilidad técnica y económica, que permitirá extrapolar la tecnología y el conocimiento adquiridos con el prototipo a plantas de mayor tamaño.

Si te interesan los parques solares

Curso de Experto en gestión integrada

Otras noticias de energía solar y sostenibilidad