Nuevo impulso a la energía fotovoltaica flotante en España

La fotovoltaica flotante en España es una opción cada vez más empleada en lugares con escasez de terreno disponible o con condiciones geográficas idóneas para ello.

La planta fotovoltaica flotante más grande de España

Extremadura es un referente nacional en la fotovoltaica en España, y consolida su posición con una instalación FV flotante.

Acciona construirá la primera planta solar fotovoltaica flotante en España conectada a la red eléctrica. Se trata de un proyecto demostrativo concebido para estudiar las soluciones técnicas más adecuadas para la instalación de paneles solares sobre la superficie de lagos o embalses.

Esta previsto finalizar la planta a mediados de año. Esta instalación, se sitúa en la orilla sur del embalse de Sierra Brava, en término municipal de Zorita (Cáceres). Se trata de un embalse artificial de 1.650 hectáreas de superficie, construido en 1996. El embalse está alimentado por las aguas del arroyo Pizarroso. Con 12.000m2 de superficie, la planta fotovoltaica flotante ocupará en torno al 0,07% de la superficie del embalse, y se podrá replicar en otros puntos de España.

I+D+i en fotovoltaica flotante

La nueva planta flotante ha sido concebida como un I+D+i orientado a analizar las soluciones más idóneas para optimizar la producción energética en este tipo de instalaciones. La instalación complementará al centro de innovación de fotovoltaica terrestre que la compañía tiene en el complejo El Romero, en Chile.

La planta flotante de Sierra Brava estudiará diversos tipos de tecnologías de paneles solares. También investigará distintas configuraciones en cuanto a inclinación, colocación y orientación, incluso diversas estructuras de flotación.

Técnicamente, la instalación constará de cinco sistemas flotantes adyacentes anclados al fondo y unidos a la orilla por un pantalán de acceso. Tendrá una capacidad cada sistema de 600 módulos fotovoltaicos, con una potencia total estimada en 1,125 MWp

Cada sistema estará conectado a tres inversores de 60kW que convertirán la corriente continua generada por los paneles en corriente alterna. Cada inversor estará a su vez conectado a un pequeño centro de transformación que elevará la corriente en baja tensión (400V) a media tensión (22kV). A continuación, será conducida por una línea soterrada de 1,4 Km hasta el punto de conexión a la red.

La planta contará con un pequeño centro para albergar servicios de operación y mantenimiento, control de la instalación y atención de visitas. También incluirá una estación meteorológica para medir parámetros de interés tales como radiación solar, temperatura, velocidad y dirección del viento, humedad relativa, presión atmosférica y precipitación. La estación estará conectada por fibra óptica con la caseta de control.

Esta instalación aprovechará los conocimientos técnicos de otras plantas solares flotantes.

Energía fotovoltaica flotante en agricultura

Una gran aplicación de la fotovoltaica flotante en España tiene su uso en la agricultura. La generación de energía renovable se aplica en los bombeos del riego agrícola. A continuación, tratamos el caso particular de una instalación FV flotante para abastecer una explotación agrícola en Merida.

El proyecto desarrollado por la Comunidad de Regantes de Mérida consiste en una instalación de bombeo alimentado con un sistema fotovoltaico con módulos flotantes.

Esta planta FV flotante cuenta con 1.512 placas que ocupan una superficie de 6.000 metros cuadrados de las cuatro hectáreas que mide la balsa. La potencia instalada superará los 500 kilovatios.

Los promotores aseguran que en caso de alcanzar los objetivos marcados, podrían acometer una inversión para duplicar la capacidad de la instalación.

Ante la falta de terrenos suficientes para emplazar un sistema de esta magnitud, se aprovechó una balsa de regulación del Canal de Lobón, junto a la Sierra de Arroyo de San Serván.

energía fotovoltaica flotante en España

Un impulso para la comunidad de regantes

El secretario de comunicación de la comunidad de regantes, Javier Nieto, informó a la Agencia EFE, que se trata de la mayor planta fotovoltaica flotante en España.

El emplazamiento de las placas no supone ningún impacto en la calidad del agua. Nieto declaró, “en principio todo lo contrario, ya que evita su evaporación en las zonas de superficie cubierta por los flotadores y la proliferación de algas. Tampoco se pretende tapar toda la balsa”.

“El componente energético es el mayor coste económico para la zona de riego presurizado en la Comunidad de Regantes”, informó Nieto.

Este innovador proyecto genera gran parte de la electricidad necesaria para regar los cultivos. Esto permite reducir el coste energético de los regantes, ya que su factura eléctrica durante los meses fuertes de riego puede alcanzar los 200.000 euros.

Los promotores se sienten orgullosos. ya que además de ser un método de obtención de energía limpia, también, reducen las emisiones de CO2.

Curso de Técnico en energía solar y biomasa

Datos de esta planta fotovoltaica flotante en España

El proyecto consiste en una instalación de bombeo solar en la estación elevadora Arroyo-Calamonte a través de un sistema fotovoltaico con módulos flotantes en los que las placas están ensambladas sobre flotadores, unidos a su vez, mediante un cableado que atenúa los movimientos del agua.

El objetivo de la instalación es reducir los costes operativos de la explotación de la estación elevadora mediante el aprovechamiento de la energía solar limitando así el consumo eléctrico de la red y reduciendo las emisiones de carbono generadas por la actividad.

Se prevé que la primera fase de la instalación esté terminada este mes e incluso se pueda poner en marcha durante la actual campaña que ha comenzado «pronto», en marzo, y finalizará en octubre.

 Con ella se podrá poner en funcionamiento al menos un motor que abastezca 5.000 hectáreas de riego presurizado, que beneficiará en torno a 1.200 regantes de Arroyo y Calamonte.

Posibilidad de ampliación

Los promotores tienen previsto aumentar la superficie de paneles hasta los 12.000 metros cuadrados en una segunda fase. Esta segunda fase se realizará con una nueva convocatoria de ayudas a la eficiencia energética aprobada por la Junta de Extremadura.

El primer plan ha supuesto una inversión de 744.695 euros, de los cuales aproximadamente 600.000 euros corresponden a ayudas fiscales. Estás subvenciones proceden del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER) y la Junta de Extremadura bajo el marco de ayudas a la eficiencia energética.

Autor: Jose Fernández

Últimas publicaciones en esenergia