Record de fotovoltaica en Extremadura

La publicación del informe del Balance Eléctrico de Extremadura 2020, nos muestra un nuevo record en esta región del suroeste de España. Extremadura generó el año pasado 21.354 gigavatios hora (GWh), un punto y medio más que en 2019. Además, redujo su demanda, hasta dejarla en los 4.951 GWh (-0,3 %).

Los 4.900 gigas hora generados en 2020 representan el 1,98% de la demanda nacional. Según el Balance Eléctrico 2020, la potencia total instalada en Extremadura alcanzó los 7.806 megavatios. Esto representa un 23,67% más que en 2019, debido a la instalación de 1.494 megas fotovoltaicos (FV).

¿Exceso de fotovoltaica en Extremadura?

Más allá de ese enorme crecimiento (+23,6%), otro dato destacable en este informe es el superávit eléctrico. Extremadura ha producido un 413,3% respecto a su demanda. Esto implica la exportación del 76,81% de su producción eléctrica.

Según los datos contenidos en el Balance, “la generación de energía eléctrica renovable supuso en 2020 un 121,49% de la demanda regional y solo con energía solar, tanto fotovoltaica como termosolar, la generación de energía eléctrica producida alcanzó el 84% de la demanda”

Esta situación era previsible dado el importante incremento de la producción solar fotovoltaica. El parque de generación fotovoltaica en Extremadura ha más que duplicado con respecto al año anterior, debido a la puesta en marcha de 12 campos fotovoltaicos (1.494 megavatios, o +139% que en el año precedente).

En 2020, la fotovoltaica ha puesto en servicio en Extremadura 1.494 megavatios de nueva potencia y en el primer semestre de 2021 ya han entrado en operación otros 125 megas adicionales.

Además, se encuentran en construcción actualmente 2.327 megavatios FV en 27 instalaciones y hay en tramitación otros 144 proyectos fotovoltaicos, con una potencia de 5.100 megavatios. Según los datos del gobierno extremeño, hay 32 plantas con las autorizaciones administrativas. Estas aportarán en los próximos años una potencia de 761,41 megavatios.

La energía nuclear es el otro punto fuerte de la región

La principal fuente de electricidad en la región es el uranio: los dos reactores nucleares que operan en Almaraz produjeron tres de cada cuatro kilovatios hora extremeños (74,1% del total). No obstante, las energías renovables solas podrían abastecer toda la demanda regional.

Por otro lado, es llamativo que la demanda de energía eléctrica en Extremadura en 2020 ha caído un 0,3%. Es cierto que esta cifra es menor que la media nacional: -5,54 %. La demanda per cápita se situó en la región en 4,65 megavatios hora por habitante, dato similar al de 2019.

Otros datos también destacables son los siguientes: la producción nuclear de electricidad cayó casi seis puntos y medio (-6,45%), debido a las paradas por recarga y a dos paradas no programadas causadas por problemas técnicos. En el otro plato de la balanza, las fuentes renovables incrementaron en 2020 su producción casi un treinta por ciento (+29,12%), con respecto al año anterior, alcanzando la cifra de 6.015 GWh, ampliamente superior como se dijo a la demanda total de la región (4.951 GWh).

curso de postgrado en especialista en energías renovables

Plantas de energía fotovoltaica en Extremadura

Mantenimiento preventivo de módulos fotovoltaicos: escalera de barco

La planta, denominada «Oriol», está a unos dos kilómetros del núcleo urbano de Ceclavín, concretamente, donde cruza la carretera CC-49 (que une la EX-372 con la EX-109). Ocupa una extensión de 774 hectáreas.

La planta está compuesta por 72 campos tipo, cada uno de los cuales agrupa los módulos fotovoltaicos, las estructuras de soporte y los inversores con conexión a un mismo transformador.

En concreto, el proyecto incluye una subestación eléctrica de transformación y una línea de evacuación de la energía que conectará la planta con la subestación eléctrica (SET) José María Oriol 220 kV Nuevo Parque, propiedad de Red Eléctrica de España (REE).

Para financiar su construcción, Iberdrola (empresa promotora del proyecto) logró un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo con Orange. Este contrato PPA servirá para proveer energía verde a los 9.000 puntos de suministro de la red propia de la operadora de telecomunicaciones en España por un periodo de 12 años.

Iberdrola está bien posicionada en Extremadura

Iberdrola ha puesto a Extremadura en el centro de su estrategia renovable en España, donde prevé la instalación de más de 2.000 MW fotovoltaicos a 2022.

Tras Núñez de Balboa (500 MW), que finalizó su construcción en 2019, la energética mantiene en tramitación más de 1.300 MW renovables en seis proyectos fotovoltaicos: Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; Arenales (150 MW), en Cáceres; Campo Arañuelo I, II y III (150 MW), en la comarca de Almaraz; y Majada Alata y San Antonio (50 MW cada una), en Cedillo. En esta zona, además, cuenta con 300 MW con acceso a la red para la proyección de un proyecto fotovoltaico más.

Hasta 2030, las previsiones de la compañía apuntan a la instalación de 10.000 nuevos MW. Estas actuaciones permitirán la creación de empleo para 20.000 personas. Los proyectos en construcción o tramitación -eólicos y fotovoltaicos- de la compañía se elevan a más de 4.000 MW en regiones como Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, Aragón, Murcia, Cantabria y Andalucía.