Nueva comunidad energética en Alicante

El Ayuntamiento de Crevillent y Grupo Enercoop sitúan a El Realengo como punto de partida para la comunidad energética COMPTEM


La pedanía crevillentina de El Realengo acogerá la primera infraestructura para el desarrollo de la comunidad energética COMPTEM. La actuación, que estará concluida antes de finalizar el año, se desarrollará en una parcela de 2.500 metros cuadrados de suelo público de concesión municipal junto al CEIP San Luis y contará de una cubierta de 600 metros cuadrados de paneles solares con capacidad para generar 180.000 kWh por año. La iniciativa cuenta con una aportación de 300.000 euros de fondos europeos procedentes del proyecto MERLON, impulsado por la Comisión Europea.

La puesta en marcha de la infraestructura permitirá ahorros de hasta el 20% en el término de energía para los participantes en la comunidad energética.

Esta actuación energética se desarrollará en suelo público y contempla también espacios para zona verde, pistas deportivas y estación de carga para vehículos eléctricos.

Enercoop grupo

La comunidad energética COMPTEM

La comunidad energética COMPTEM afronta uno de sus principales hitos con la instalación de una nueva infraestructura fotovoltaica en la pedanía crevillentina de El Realengo. Las obras, iniciadas recientemente, se desarrollan en una parcela municipal de 2.500 metros cuadrados frente al CEIP San Luis y está previsto que concluyan antes de finalizar el año. El proyecto incluye la instalación de una cubierta con alrededor de 300 paneles solares que ocuparán una superficie aproximada de 600 metros cuadrados y cuya capacidad de generación de energía renovable se estima en 180.000 kWh al año, con lo que se cubrirá el 50 por ciento de las necesidades energéticas de El Realengo.

El proyecto, caracterizado por su respeto medioambiental en términos energéticos, al aprovechar el sol como recurso renovable, también destaca por su integración dentro del ecosistema urbano y social de la pedanía ya que los propios vecinos han tenido la oportunidad de decidir, a través de un proceso de participación ciudadana abierto por el Ayto. de Crevillent y Grupo Enercoop, aspectos relevantes de la solución arquitectónica y paisajística. Con esta iniciativa se pone en valor una parcela pública municipal, para uso mixto, que contará con zona verde, pistas deportivas y espacio para usos recreativos. Además, la marquesina instalada cumplirá una doble función: por un lado, actuará como superficie receptora de la irradiación solar, albergando los paneles fotovoltaicos; y por otro, ofrecerá a la ciudadanía una zona de sombra armonizada con el entorno.

En palabras de Guillermo Belso, presidente de Grupo Enercoop, “la demostrada implicación y convencimiento por parte del Ayuntamiento de Crevillent es un excelente aval de éxito para este modelo. Desde Enercoop valoramos muy positivamente tanto su predisposición como su responsabilidad al ejercer como facilitador del proyecto. De esta forma, no solo damos un paso más en la andadura con la que una cooperativa tradicional afronta, a través de la innovación, su posicionamiento en el actual marco de transición energética, sino que también damos un gran salto cualitativo en nuestro objetivo de dotar a Crevillent de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo colectivo para lograr precios más competitivos de la energía”.

Se trata de la primera planta que se construye en el marco del proyecto COMPTEM, cuya presentación pública tuvo lugar el pasado año con la participación y apoyo tanto de la Generalitat, a través de la Conselleria de Economía Sostenible y del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), como del Gobierno de España, representado en el acto por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Este proyecto permitirá dar forma al modelo de comunidad energética municipal desde sus vertientes técnica, administrativa, económica y social, para extenderse posteriormente a otras zonas de la población.

El ahorro de la comunidad energética

Esta primera instalación, de carácter experimental, supondrá ahorros de entre el 15 y el 20% en el término de energía para 70 familias cuya residencia se halla en la zona de influencia de la nueva instalación. Además, la actuación en El Realengo también contempla la puesta en servicio de una estación de recarga semi-rápida para dos vehículos eléctricos simultáneos con capacidad de 22 kW cada una, lo que implica una potencia máxima de recarga simultánea de 44 kW, la cual ha sido apoyada por el (IVACE).

José Manuel Penalva, alcalde de Crevillent, explica que “el futuro de las comunidades energéticas españolas y europeas tiene su reflejo en nuestra localidad. Hace ya casi un siglo que los vecinos de Crevillent decidieron de forma disruptiva constituir su cooperativa eléctrica. El carácter visionario de la población sigue intacto en 2020, ahora con un nuevo objetivo tan ambicioso como realista, ser un referente nacional e internacional de modelo de comunidad energética justo, verde y digital, donde la ciudadanía jugará un papel protagonista. Esta colaboración se enmarca en el programa de gobierno para la lucha contra el cambio climático, también en consonancia con las medidas impulsadas desde el gobierno central y la Unión Europea y está alineado con los objetivos de desarrollo sostenible de la propia ONU”. El pasado 31 de julio el consistorio otorgó a la Cooperativa Eléctrica de Crevillent, empresa matriz de Grupo Enercoop, la licencia de obras con la que llevar a cabo la instalación.

El proyecto Merlon

Proyecto MERLON Desde la Unión Europea “se han marcado una serie de objetivos vinculados al escenario de transición energética, los cuales permitirán virar el modelo convencional hacia un nuevo modelo descentralizado, descontaminado, democratizado, digital y centrado en los consumidores, principios que se integran inequívocamente bajo el paraguas de las Comunidades Energéticas Locales” indica el director general de Grupo Enercoop, Joaquín Mas. Este proyecto experimental, que combina la tecnología de autoconsumo colectivo con el almacenamiento energético a media escala, supone una inversión superior a los 400.000 euros y cuenta con una aportación de 300.000 euros de la Comisión Europea, a través del proyecto MERLON, apoyado bajo la convocatoria Horizonte 2020. En el marco de este proyecto europeo, en el que participan 13 socios de 6 países, Crevillent ejerce el papel de sitio piloto para España, que comparte con la empresa valenciana ETRA I+D y donde también participan los tecnólogos españoles ATOS y COBRA.

Fuente: Enercoop Grupo

Artículos más valorados este mes

curso de energías renovables

Últimas noticias